Tipos de Vasectomía

Vasectomía

Actualmente a las personas con actividad sexual le sobran las razones para evitar tener hijos y se interesan al igual que tú por saber cuál es el mejor método anticonceptivo masculino “Permanente” que existe, el más seguro y efectivo, pero especialmente que después de realizarte la cirugía te puedas recuperar rápidamente con la menor complicación posible.

La vasectomía es una cirugía de esterilización para el sexo masculino y puedes estar más que tranquilo o confiado que al mantener tus relaciones sexuales “no embarazarás a ninguna mujer” porque tu semen eyaculado no portará espermatozoides y la cirugía es  menos invasiva que la que le aplican a la mujer. 

Ojo, la vasectomía no te previene de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Desde que se aplican estos procedimientos quirúrgicos, los galenos de la medicina como los especialista en urología “Urólogos” se han interesado por mejorar las técnicas quirúrgicas para que los pacientes tengan una recuperación más rápida con el menor riesgo de complicación y precisamente son las que determinan hoy en día los tipos de vasectomía que existen:

Es la que es más compleja quirúrgicamente de todas por la técnica que se emplea, involucra anestesia local, corte de piel y sutura y consiste en:

Aplicar anestesia local para realizar una pequeña incisión en el escroto de los testículos; algunos médicos optan por realizar un corte central para llegar hasta los dos conductos deferentes que están ubicados uno en cada lado. Estos tubos musculares son los que transportan los espermatozoides y con la cirugía se ligan y se seccionan, al terminar se hace necesario cerrar la incisión con sutura o puntos que tienes que curar evitando que se infecten. 

Vasectomía Sin Bisturí

La realizan con anestesia local pero en vez de un corte de piel, el médico procede hacer una punción en el escroto por donde puede lograr exteriorizar el conducto deferente para seccionarlo y ocluirlo. 

Al finalizar la cirugía, el medico no tiene necesidad de suturar ya que a la puntura le coloca tiras de aproximación para su cicatrización. Para este procedimiento se utiliza una instrumentación quirúrgica muy especial: una pinza de anillo de fijación externa y otra muy afilada.

¿Por cuál puedo decidirme?

Tomar esta determinación no es fácil ¡solo tú puedes decidirlo!; asegúrate con tu médico tratante cual es la que te conviene, ambas son seguras y efectivas. Aunque el éxito de esta cirugía al igual que cualquier procedimiento quirúrgico va a depender de tus cuidados postoperatorios.

Debes estar completamente convencido y seguro de tomar esta decisión porque este tipo de esterilización es permanente, estudios así lo han demostrado en porcentajes muy significativos.

Sin embargo; para el hombre hay alternativas de consideración en caso de que decida tener hijos con su pareja en el futuro entre ellas está los tratamientos in-vitro y la reversibilidad de la vasectomía que no debes confundir como un tipo de vasectomía.

Esta microcirugía se logra con la técnica de la vasovasostomía que permite unir en cada lado los conductos deferentes ligados u ocluidos.

Así que; no olvides que “es una decisión que no se puede tomar a la ligera” sin disipar las dudas que puedes tener por ciertas creencias falsas y opiniones inseguras, requiere discutirse previamente en pareja para llegar a un acuerdo o particularmente como hombre debe estar muy claro es tus perspectiva futurista con respecto a procrear 

Recuerda que la planificación familiar “es una responsabilidad común” en la pareja y la vasectomía realizada con cualquiera de estas dos técnicas solo impide que eyacules espermatozoides para evitar la fecundación del ovulo durante la eyaculación del semen pero no te protege de enfermedades venéreas, para eso debes utilizar un método anticonceptivo de barrera. 

Saber más sobre la Vasectomía