Complicaciones de la Vasectomía y cómo evitarla

Esta técnica de esterilización masculina implica un procedimiento quirúrgico en el que se seccionan los conductos deferentes de los testículos con incisión o sin bisturí. Las complicaciones que se derivan de este procedimiento son de incidencia baja y no son graves. A continuación te presento un listado de las más frecuentes para que sepas cómo evitar o paliar en el caso que se produzcan:

La anestesia local

La anestesia local después de la vasectomía puede constituir un factor que ocasiona una leve sensación de adormecimiento en la zona tratada quirúrgicamente, especialmente en la piel del escroto y es posible que experimentes esta insensibilidad horas después de la intervención, pero no tienes que alarmarte porque el efecto de la anestesia disminuirá poco a poco.

Inflamación leve de la piel

Como bien sabes el escroto es muy sensible al tacto, imagínate como se puede tornar al manipularla quirúrgicamente. Al finalizar la cirugía después de unas horas podrás darte cuenta que tienes una leve inflamación que en algunos casos se presenta acompañada con hematomas.

Para evitarlo lo más indicado es realizar reposo y aplicar frío en la zona. Utiliza unas bolsas de gel que se guardan en el frigorífico, cúbrelas con un paño y colóca sobre la zona. Ayuda mucho a reducir la inflamación y el malestar.

Debes evitar realizar esfuerzos físicos y lleva ropa interior ajustada (sin apretar) para que los testículos no puedan “moverse libremente”.

Infecciones en la herida

Si durante la recuperación presentas fiebres mayores a 38°C, sangre o pus donde se realizó la incisión o en los orificios, dolor o hinchazón en el escroto.Lo más seguro es que estas presentando infección, consulta con tu medico porque posiblemente requieras  un tratamiento con antibióticos.

De todas formas durante la cirugía se utilizaron ansisépticos de uso tópico para evitar estas infecciones.

Cada día cuando te duches a diario:

  • Retira con cuidado el apósito que cubre los puntos. Una recomendación al respecto es que un par de días antes de la operación te hayas depilado la zona, o lo harás cada vez que quites el esparadrapo que está sobre la piel de tus testículos.
  • Para limpiar la zona suele ser suficiente con el agua que cae de manera indirecta por la zona. No hace falta que apliques el chorro de agua sobre los puntos.
  •  Asegurate de secar bien la zona, no debe quedar húmeda. Deja que se evapore el agua o utiliza una toalla aplicando ligeros toques sin arrastrar.
  • Aplica un la ligera capa de antiséptico en spray sobre los puntos.
  • Cubre de nuevo los puntos con un apósito esteril.

Dolor y sangrado interno del escroto

Pocas veces se presenta esta complicación pero se debe a que no le estas brindando el apoyo correcto al escroto. Para evitar que esto suceda usa una venda y ropa interior ajustada que le refuerce su inmovilidad por lo menos 48 horas después de la intervención, evita esfuerzos físicos, controla los mecanismos de erección y la eyaculación.

Sangre en el semen

Es normal si no pones de tu parte. Cuando te sometes a esta intervención el medico te indica reposo.

Entonces; no mantengas relaciones sexuales por lo menos durante una semana porque al eyacular el semen es normal que pueda salir  mezclado con sangre.

Dolor escrotal crónico

Si realizas los consejos que te he dado con anterioridad es muy  raro que se produzca.

Si aun con tratamiento indicado por el medico persiste el dolor tendrás que ir a una revisión profunda de la cirugía, allí se decidirá si requieres tratamientos del dolor o de una nueva cirugía.

Persistencia de espermatozoides vivos o móviles eyaculados

Cuando salgas de la operación o tras la primera revisión, tu urólogo te pedirá un recuento de espermatozoides para que lo realices a lo dos meses de la operación. De esta forma estarás seguro que ya no queda ninguno.

Hasta la confirmación de ausencia de espermatozoides en ese análisis, debes seguir utilizando métodos anticonceptivos.

Mi recomendación es que dejes pasar unos 10 o 15 días hasta que empieces a “movilizar” la zona. Y se estima que desde el momento de la intervención quirúrgica hasta el día que entregas la muestra de semen hayas tenido unas 20 eyaculaciones para agotar tus reservas de espermatozoides.

Bueno, te acabo de dar una escusa real para que tu pareja esté mentalizada y de lo contrario ya sabes: “manos a la obra”.

Bromas a parte, es muy importante agotar las reservas de espermatozoides antes de realizar el análisis.

Si la cirugía está bien hecha y has seguido los consejos, en el resultado que te den pondrá algo así como “Ausencia de Espermatozoides”. De lo contrario tendrás que repetir el análisis pasado un mes aproximadamente.

Si en el segundo recuento, nos volvemos a encontrar con nuestros pequeños amiguitos es que la intervención resultó fallida, entonces tendrás que volvera prepararte física y emocionalmente para someterte quirúrgicamente y te realicen nuevamente la cirugía, si el médico te lo indica. Es muy rara que tengas esta complicación si te has realizado una vasectomía irreversible.